Cómo Estabilizar Tu Peso

Usted deseaba bajar de peso, y hoy puede comprobar que finalmente logró su objetivo. Para mantener su nuevo equilibrio, usted debe, antes de retomar una alimentación menos restrictiva, asentar los resultados obtenidos mediante una fase de estabilización. Esta etapa es fundamental para conservar la figura.

Si ya dejó de perder kilos, después de algunas semanas y la aguja de la balanza permanece fija en un resultado superior al peso deseado. Hay que saber hacer una pausa para luego retomar en mejores condiciones y seguir adelgazando hasta conseguir el peso ideal.

Conseguir el peso ideal

Si usted sigue una dieta, se fijó un objetivo en función de los resultados obtenidos cuando se realizó el cálculo de su peso ideal así como en función de su complexión personal. Esta meta no debe dejar de ser realista: Demasiado peso que perder en un tiempo récord o un adelgazamiento tan moderado que usted no llegue a sentir la diferencia, lo que ya de por si es frustrante, constituyen demasiados esfuerzos para muy pocos resultados.

Cada año aparecen nuevas dietas milagrosas que se suponen la harán perder cinco kilos en dos semanas sin cansancio ni pérdida muscular. De hecho, existen tres maneras de administrar la energía, aportada por la alimentación.

Los gastos energéticos son iguales a los ingresos(los alimentos ingeridos). Si usted consume 2000 calorías por día y quema 2000 calorías diarias, incluso aunque presente una sobrecarga ponderal, su peso permanecerá estable.

Si los gastos energéticos son inferiores a los ingresos: usted consume 2500 calorías por día y quema 2000 calorías diarias; en este caso, usted engorda.

Los gastos energéticos son superiores a los ingresos: usted consume 1500 calorías por día y quema 2000 calorías diarias; la consecuencia es una pérdida de peso.

Conclusión: Para adelgazar hay que aumentar los gastos energéticos y reducir los ingresos, esto es, comer menos, mejor, y moverse más. Demás está decir que ninguno de los métodos revolucionarios para adelgazar que aparecen en el mercado podrá cambiar nada al respecto. Al crear un déficit energético, particularmente en el nivel de consumos de lípidos, durante algunas semanas, usted llegará a reducir su masa adiposa.

¿Por qué no adelgazo?

Este fenómeno puede deberse a distintas causas:

Pesarse de manera demasiado frecuente. Si cotidianamente usted salta sobre su báscula, no tendrá una visión global de su pérdida de peso. Probablemente, usted ya sabe que el ciclo hormonal femenino ejerce una influencia sobre su peso que puede llegar hasta los 3 kilos.

Por lo tanto, no  se sorprenda de ver que su peso aumenta, alrededor del día 14 del ciclo, y sobre todo entre los 20 y 28, a pesar de respetar rigorosamente su programa alimenticio, debe acostumbrarse a pesarse semanal o mensualmente, en caso de que exista una variación ponderal importante debida al ciclo menstrual(edema cíclico). Es importante que sepa que lo que está reteniendo es agua y no tejido adiposo.

También es posible que suba 1 kilo durante la segunda mitad del ciclo porque, como la mayoría de las mujeres, usted tiene un apetito mayor durante ese periodo. Después de la regla, el apetito vuelve a estabilizarse, y el exceso de peso desaparece de la misma manera que como había aparecido.

El organismo se acostumbra a su nueva situación

Generalmente, una persona esta a dieta para adelgazar, durante las primeras semanas baja rápidamente de peso. Luego, un determinado día, el peso se estanca. ¿Cómo puede explicarse este fenómeno?

El organismo busca en sus reservas adiposas la energía que usted se rehúsa a otorgarle. Usted  está feliz: está adelgazando. Después de algunas semanas de estar a dieta, el organismo se acostumbra a este nuevo equilibrio.

Regula los gastos energéticos a partir del aporte cotidiano. Además dado que la masa corporal es menos importante que al principio del programa para adelgazar, la energía que se gasta para “el mantenimiento” y para las funciones del cuerpo en estado de reposo es menor.

Es necesario que se sepa que, cuando se baja de peso, el volumen del tejido adiposo también disminuye, lo mismo que la masa muscular: de hecho, una sobrecarga grasosa requiere un esfuerzo físico mayor, razón por la que aumenta la masa muscular. Cuando el tejido adiposo en exceso se derrite, el tejido muscular excedente, que se vuelve inútil, también desaparece.

Por otra parte, el organismo se vuelve un administrador eficaz al reducir la manera espontánea sus gastos energéticos para paliar el descenso de aportes energéticos de la dieta.

¿Qué hacer para seguir adelgazando?

Tómese una pausa. Si usted ya no se siente tan motivada como al principio (lo que sucede cuando la pérdida de peso se estanca a pesar de haber seguido correctamente un programa alimenticio), nada le impide emprender un periodo de estabilización. Entonces, su organismo volverá a gastar la misma energía que antes de la dieta para mantenerse y para las funciones vitales de su cuerpo en reposo a excepción  de la energía utilizada para mantener la masa corporal que usted ya perdió.

Comience una dieta más adecuada. Siguiendo un  programa para adelgazar más estricto. Si usted seguía una dieta de 1800 calorías, deberá comenzar con un programa de 1500 calorías para seguir bajando de peso. Y cuando el programa de 1500 calorías ya no sea eficaz, entonces deberá pasar al programa de las 1200 calorías, puesto que su masa activa habrá disminuido considerablemente.

Este método requiere de voluntad, y no la exonera de pasar por un periodo de estabilización a partir del momento que haya alcanzado el peso que usted se haya fijado como meta.

Comer quema energía

Al momento de comer, alrededor del 10 % de la energía liberada por los alimentos se utiliza para transformar, asimilar y almacenar el alimento que usted proporciona a su cuerpo. Cuanta más comida absorba durante el día, mayor será la termogénesis alimenticia.

Sin embargo, usted corre el riesgo de que sus ganancias energéticas sean mayores que sus gastos, lo que llevaría su organismo a almacenar esa energía excedente bajo la forma de grasa. Conclusión matemática: no se trata de comer por dos justificándose por el hecho de que una de cada 10 calorías se pierde.

Si usted absorbe 2000 calorías sin necesidad de que haga nada, usted gasta 200 calorías. Si está en periodo de dieta de 1500 calorías, usted no quema más de 150. No hay nada más frustrante que ver la balanza mantenerse inmutable pese a los esfuerzos de restricción y equilibrio alimenticio.

Cómo Estabilizar Tu Peso
3 1 Votos

Leave a Reply

css.php